sábado, 3 de junio de 2017

ENTREVISTA A LA ESCRITORA AÍDA DEL POZO.

 Me gustaría presentaros a la escritora Aída Del Pozo. Quién mejor la describe es ella misma en su exitoso blog Tormentas de tinta. No dejéis de pasar por su sección Acerca de porque no tiene desperdicio.
Así es Aida; hace magia con las palabras, llega a los profundo de los sentimientos y no deja indiferente a ninguno de sus lectores. Uno de sus muchos logros ha sido ser la autora que algunos han aclamado como la novela revelación del concurso indie amazon 2016: El día que perdí mi sombra. Libro que sorprende muchísimo por su dureza y la forma cruda y descarnada con que relata el submundo oscuro y tirano que gobierna sobre las redes de prostitución y las drogas. Una forma de vida que desprecio totalmente y que me inspira el más absoluto rechazo, pero Aída ha conseguido que devore su libro en un solo día. Ha sido esa mezcla de deprecio y fascinación lo que me ha mantenido pegada a sus páginas y la necesidad de conocer ese ansiado final. Si queréis conocer más sobre su libro solo tenéis que pinchar sobre este enlace:El día que perdí mi sombra: ACLAMADA POR LECTORES Y BLOGS LITERARIOS COMO LA NOVELA REVELACIÓN DEL CONCURSO INDIE 2016.


Aída gracias por aceptar esta entrevista. Has sido muy amable y estoy encantada de poder hacerte algunas preguntas. Te sigo en Facebook y twitter; además, de compartir ese grupo de locas berenjenas, y como persona me pareces la mar de interesante. Derrochas imaginación e incluso algunos de tus post parecen estar dominados por una algarabía de emociones.

¿Es así, Aída? ¿Imaginativa, hilarante, impulsiva, a veces taciturna y reflexiva? ¿Crees que son rasgos distintivos en las personas creativas?
Con excepción de taciturna y reflexiva, que me da que no son propios de un escorpio, en mi caso se conjuga signo zodiacal y creatividad. Así que ese toque taciturno no lo tengo por ser una escorpio —pasional hasta cuando duermo— sino por la vida que me tocó cuando saqué la bolita del bombo. Muchas experiencias y muchos sinsabores, que me han hecho reflexionar sobre qué significa vivir en plenitud. Esa es la única reflexión que me hago cuando tengo el ánimo bajo. Con esa excepción, no soy nada reflexiva, soy impulsiva cien por cien y mi estado normal es… «adrenalina, ven a mí». Reflexiono poco y me lanzo a piscinas sin comprobar si tienen agua o no. Me gustan los retos. Hay ocasiones en que me toca el estado taciturno y un tanto bipolar, y ese sí considero un rasgo de la gente imaginativa y soñadora. Puedo llorar y reír en cuestión de minutos y con la misma intensidad en ambos casos. También soy divertida y, quienes me rodean se sienten bien a mi lado, aunque por dentro me desgarre, ya que la sonrisa la llevo siempre por bandera. Las personas soñadoras tenemos multitud de rasgos, ya que vivimos mil vidas antes de plasmarlas en el papel y las debemos vivir intensamente para transmitir al lector todo lo que sentimos y que él también pueda vivirlas.

¿Idealista o realista?
Idealista, soñadora, confiada… Creo que las cosas pueden cambiar, creo en la gente, creo en los milagros. Realista, depende... En contadas ocasiones pongo los pies en el suelo. Me gusta más volar.

¿Eres escritora de brújula o escribes sobre la marcha?
Ni de brújulas, ni de mapas. A caminar. Cojo el portátil y lo que salga. A veces, todo parte de una frase, de una conversación que he tenido horas antes; en otras es una sensación, un olor, algo que he visto en la calle, una actitud de la gente con la que me cruzo, un gesto...
Si es un relato para publicar en mi blog, lo vivo tanto y es tan intenso lo que experimento, que hasta lloro. No me digas por qué, pero en TORMENTAS DE TINTA, el blog literario del que soy autora, sale esa Aída con los sentimientos a flor de piel.
Y todas mis novelas han nacido sobre la marcha. Lo único que no dejo a mis dedos que corren a velocidad de vértigo por el teclado, es la descripción física de los personajes, que almaceno en fichas. Frase en que describo a uno, frase que apunto en su ficha correspondiente. Eso de que tenía los ojos verdes y cinco páginas después, le han hecho un trasplante, a lo Tom Cruise en Minority Report, como que no…
Escribo sin pensar, tanto que siento que son los personajes quienes me usan y no yo a ellos. Me llevan al desenlace, me marcan el ritmo y son ellos los que me dicen, «AIDI, COLORÍN COLORADO, ESTE CUENTO SE HA ACABADO. PON FIN Y DESPÍDETE DE NOSOTROS…».

¿Qué es lo más difícil que has escrito?
Todas mis obras llevan parte de mí, cada una contiene un trocito de Aída del Pozo. Desnudarme sin que lo sepa nadie, mostrarme cómo soy a través alguno de mis personajes, entregar un pedazo de tiempo vivido, cuesta. Es un recuerdo, una sensación, un olor, una conversación… Es llorar un poquito y, después, sonreír. Has acabado de confesarte y te has sentido bien. Escribir con una base de realidad y qué mejor que la tuya misma, es algo que solemos usar los escritores. Tengo una novela no publicada en la que narro una peculiar historia basada en algo que viví muy de cerca de través de una gran amiga. Su amarga experiencia nos alejó y, como cura para mi por haberla perdido, decidí escribir sobre ella. Eso también fue difícil, tanto que tengo una escena inacabada desde hace tres años y ni siquiera sé si publicaré esa novela o si la dejaré para la intimidad. A fin de cuentas, ya me curé.
Y ya en el plano profesional, EL SILBIDO DE LA SERPIENTE, mi primera novela, es lo más difícil que he escrito hasta el momento. Está narrada de tal modo que el lector no puede dejar de leer, lo que hizo que me  costara mucho escribir algunas de las escenas. Es una novela de pistas, de sentimientos, de emociones, de intriga, pasión, y crueldad. Me llevó mucho tiempo y esfuerzo conseguir crear el clímax que yo deseaba. Hace poco, la reseñaron en un blog e hicieron comparaciones con AMERICAN PSICHO. Me encantó. Y que algunos lectores la compararan con obras tan geniales como PSICOSIS o EL SILENCIO DE LOS CORDEROS supuso un chute de adrenalina que no puedo describir con palabras. Estoy muy satisfecha del resultado y me gustaría animar a tus lectores a que la lean. Si les gustan las sensaciones fuertes y la intriga, es su novela.

¿Cómo es posible que describas tan bien en el libro toda esa aura negra que rodea a las mafias?
Te refieres a EL DIA QUE PERDÍ MI SOMBRA, mi segunda novela. Ha tenido una gran acogida entre los lectores y aún hoy es una de las novelas más vendidas en su género, trhiller, suspense y policiaco. Creo que su éxito en el Concurso Amazon 2016 de escritores indies se debió a que era una novela negra con unos personajes bien definidos y una trama que unía thriller y policíaca con romántica. Y esa aura la conseguí porque soy fan de las series policíacas y de investigación como CSI, MENTES CRIMINALES, CASO ABIERTO, BONES, EL MENTALISTA, SHERLOCK HOLMES… Recrear los bajos fondos es lo que me resulta más sencillo. Lo que es más difícil es conseguir que un personaje oscuro se convierta en alguien con quien el lector pueda llegar a empatizar, e incluso, que le caiga bien. Como me gusta soñar con finales esperanzadores, perfilo mis personajes sombríos de tal modo que los doto de un alma que puede ser redimida. De esa forma, el lector no los ve tan oscuros y se acercan un tanto al gris… De ahí al blanco, todo depende del detergente con el que el lector los lave…

¿Hay algún personaje al que le hayas tomado especial cariño?
Voy a tomarme la licencia de nombrar a dos. Una mujer, CANDY, personaje de EL SILBIDO DE LA SERPIENTE. Es una joven peluquera que es la pareja sentimental de un asesino en serie. La quiero porque es una mujer atormentada, que se ha enamorado de la persona equivocada y que llega a tener tal peso en la novela que, sin ella, EL SILBIDO hubiera sido otra cosa. Mi dulce Candy es una mujer de armas tomar y la adoro.
Y de EL DÍA QUE PERDÍ MI SOMBRA, Andrés Castillo, alias «el Rubio», mano derecha del jefe de la banda de delincuentes que aparece en la novela. El Rubio, un tipo con carisma y una gran carga de sensualidad, mantiene en tensión al lector que desea saber por qué no permite que ninguna mujer se dirija a él sin pedir permiso. Poco a poco descubrimos que perdió su corazón por una mujer y no quiere volver a enamorarse. Y ese hombre duro comienza a cambiar ante nuestros ojos.

¿Por qué dotar de “humanidad” a unos personajes con un estilo de vida tan sórdido?
Porque creo en las personas, creo en el arrepentimiento y porque, aún en una pintura cubierta de negros y grises, puedes descubrir luz. Todo depende de lo que quieras ver y de la fe que tengas. En mi opinión, si no piensas que por cruzar ahora la calle y no dos minutos después, tu vida puede cambiar a mejor, si has perdido toda esperanza, ¿para qué luchar? Mis personajes son negros y su lucha es interior. Supongo que desean ver su pincelada de azul cielo en su negro lienzo.

¿Crees en los finales felices?
Me acabo de adelantar a la pregunta con mi anterior respuesta, pero me extiendo un poquito. Creo en mí y estoy convencida de que si uno tiene fe en uno mismo, todo es posible. Hace poco escuché un estupendo discurso acerca de la actitud. La felicidad está en nosotros. Si respiramos y nuestras necesidades básicas están cubiertas, si no tenemos dramas por los que llorar, lo que nos parecen grandes problemas, no son más que «circunstancias a resolver». Un final feliz en una novela que hable de un amor roto,  podría ser sonreír cuando uno de los personajes se despide para siempre y continuar caminando, con el convencimiento de que hay un mañana. Un final feliz es ser positivos.

¿Cómo surgió la idea de presentar la novela al concurso indie de Amazon?
Mi segunda novela, EL DÍA QUE PERDÍ MI SOMBRA, ya estaba acabada. Tenía portada y había sido corregida y maquetada en abril. Mi intención era publicarla en Amazon en mayo, justo en el momento en que salieron las bases del concurso y pensé, «¿por qué no?», así que esperé a publicarla en julio dentro del concurso. Fue emocionante participar. Me llevé una gran sorpresa al descubrir la cantidad de lectores que tenía y muchos eran más que lectores, eran amigos virtuales en las redes, que ya leían mi blog e incluso leyeron mi primera novela. Se volcaron en las redes, me apoyaron, me recomendaron a familiares y amigos y me vi en los primeros puestos del concurso. Fue maravilloso. No pudo ser, pero la experiencia resultó enriquecedora. Además, ese calor de los lectores, no tiene precio. Espero que disfruten tanto con la tercera novela, que también presentaré a esta edición 2017.

Casi todos los concursantes coinciden en que la participación en dicho certamen resulta muy dura y competitiva, ¿qué fue lo mejor y lo peor que resultó para ti de tu participación?
Lo mejor, como te comentaba, el calor de los lectores. Fue la novela mejor valorada en AMAZON ESPAÑA y estuvo Número 1 durante la mayor parte del concurso y aún hoy, si buscas en Amazon «concurso indie», verás que está situada en los primeros puestos de valoración lectora, popularidad y relevancia de las tres ediciones. La experiencia fue maravillosa. La parte negativa, si puedo llamarla así, fue que pasé muchas horas pegada al portátil, promocionando la novela en redes sociales y quitando tiempo a mi familia de disfrutar aquel verano. Pasé un mes de agosto agotador. ¡Y sin wifi! Me iba a unos 100 MONTADITOS de mi lugar de vacaciones playero y ahí con un cafecito con hielo, me conectaba dos veces por día para publicitar la obra. Un gran amigo vivió parte de esos momentos y me obligaba a tomarme descansos y disfrutar. Eso me salvó de un colapso mental. Estaba estresada.
Sobre la competitividad, creo que es algo que se da siempre en un concurso, porque todos perseguimos nuestro sueño, pero llevé mal algunas cosas que viví. He recomendado a otros escritores que, si se presentan, jueguen con deportividad. La vida es muy larga y los principios deben ir por delante de todo lo demás. Que no nos tengamos de arrepentir de no haber sido nosotros mismos…

¿Hay que cortar cabezas para llegar a lo más alto?
No van conmigo eso de rebanar gañotes. Escribo lo que escribo, pero soy una persona pacífica y pacificadora. Si tengo que hacerlo para llegar arriba, me quedo donde estoy, que creo que no es un mal lugar. Duermo muy bien cuando me acuesto y solo doy vueltas por problemillas familiares que se resuelven con el tiempo.  Hacer sangre y pisar para subir, no es un principio en mi vida. Todo lo contrario, me gusta ayudar porque recuerdo que yo he recibido ayuda y soy agradecida. Si alguien que empieza me pide consejo, se lo doy gustosa. Y, aunque llevo katana al cinto porque la vida me ha enseñado a defenderme, no la voy a usar para subir. Si subo, que espero que así sea, será porque los lectores consideren que debo estar arriba, no por cortar ninguna cabeza (ahora mismo estoy sonriendo porque tu pregunta me ha sacado una sonrisita).

¿Qué supuso para ti participar en el concurso de Amazon?
¡Todo! EL DÍA QUE PERDÍ MI SOMBRA se vendió y se sigue vendiendo, los lectores me conocieron, me reseñaron importantes blogueros, me hicieron entrevistas y me divertí mucho, hice amigos entre escritores y entre lectores, que me siguen desde hace tiempo y me recomiendan, los seguidores de mi blog aumentaron —ahora somos ciento cincuenta, pero animo a tus lectores a que sigan TORMENTAS DE TINTA si quieren conocer a Aída del Pozo más allá de la escritora— y descubrí que lo que pensaba, que es que no escribo mal, que voy a seguir aprendiendo y que transmito a los lectores sensaciones, sentimientos y emociones, era algo muy real. Incluso en mi casa, mis hijas se sintieron orgullosas de su mami, que no es moco de pavo…

¿Lo volverías a hacer?                    
Te he respondido antes, ¡me adelanto a las preguntas! ¡Claro! De hecho, me vas a ver promocionando en las redes mi nueva novela, CAZADORES DE AMBICIONES, con la que me voy a presentar por segunda vez. Y a por todas.

Después de lo aprendido y la experiencia, ¿utilizarías otras estrategias para poder ganar?
Estrategia… Leerás mil artículos sobre este tema y considero que, si los que escriben sobre estrategias no han alcanzado el éxito, lo que recomiendan no debe ser muy bueno… Yo no usé ninguna. Fui yo, sin más.
Ahora tengo más experiencia, me conocen un poquito más y voy a seguir en mi linea: invitando a leer mi novela porque creo en ella y confío en que los lectores se enganchen a #CazadoresDeAmbiciones, experimenten mil sensaciones y empaticen con uno u otro personaje. SER YO MISMA, ESA SERÁ MI ESTRATEGIA, COMO SIEMPRE HA SIDO.

¿Por qué te decidiste por la autopublicación?
Mi primera novela, aún no publicada y que forma parte de una trilogía, la envié a varias editoriales. No tuve suerte. Hay millones de escritores, millones de manuscritos que llegan a las editoriales y supongo que es como encontrar una aguja en un pajar que  lean tu novela y entre en su proyecto editorial. Algo después de aquella experiencia de tocar puertas, nació EL SILBIDO DE LA SERPIENTE. Mis lectores cero me animaron a que la publicara. Y así lo hice. Primero en una editorial de autoedición y luego me lancé yo sola, cuando la reedité. La publiqué en AMAZON en edición revisada, con una nueva piel —portada— y con una ilusión tremenda. Tuve sensacionales críticas en blogs y comentarios de los lectores increíbles. Y con la segunda, no lo dudé. Al concurso Amazon  y la suerte me sonrió.

¿Lees libros autopublicados de autores indies? ¿Más, o menos, que los publicados por editoriales?
En los últimos tiempos me he volcado en leer indie, aunque con la publicación de mi nueva novela, no leo lo que desearía. Eso cambiará cuando termine el concurso. Considero que hay mucho autor independiente de gran talento. Autoeditarse no es sinónimo de baja calidad. En este terreno, somos muy creativos porque nosotros amasamos, horneamos y empaquetamos el producto. Todo lo hacemos los escritores y le damos a la obra nuestro estilo en cada detalle. Dado que intervenimos en todo el proceso, la gran mayoría de escritores independientes cuidamos mucho lo que ofrecemos al lector.  Tengo un grupo de amigos escritores que trabajan muy duro para que su obra llegue con una gran calidad al público, veo su esfuerzo y trabajo y es igual al mío. Hay mucho detrás del escritor indie, muchísimo esfuerzo, ilusión y dedicación. Por eso siempre pido al lector que dé una oportunidad a lo autoeditado. Los sueños siempre tienen un comienzo difícil…

¿Crees que la autopublicación y la calidad están reñidas?
Como te he adelantado, por supuesto que no. En mi caso, puedo haber escrito en cinco meses una obra, pero cuando la he publicado han pasado casi dos años. ¿Motivo? Quiero entregar una gran novela al lector. La corrige un profesional, la maqueta un profesional y las portadas las hace un profesional. Publicar una obra conlleva un trabajo enorme. Mis novelas podrán gustar o no, un lector alabará mis obras y otro dirá que no es el tipo de lectura que le gusta, pero ninguno podrá decir que no he publicado una novela de calidad, ya que no me lo perdonaría. Y en cuanto a contenido, hay indies que escriben con tal fuerza que el lector termina la obra y estoy convencida de que relee o suelta un ¡woow! No, definitivamente, autopublicación y calidad no están reñidas.

¿Firmarías con una editorial si te lo propusieran?
Depende de las condiciones. Mi condición, porque así escribo y así quiero seguir haciéndolo, es LIBERTAD TOTAL. Soy libre en mi vida, soy libre de ir y venir, de escribir como deseo, de llamar a las cosas por su nombre, de mezclar pasión con género negro, con romance, con erotismo, disfruto escribiendo y vivo muy feliz haciéndolo como lo hago. Si no soy libre, no sería yo.

¿Cuál es tu próximo proyecto, Aída? ¿Y cuándo podremos disfrutar de él?
El próximo, como adelanté en una respuesta anterior, es una novela que mezcla thriller con romance. Hay pasión, hay crueldad, hay toma de decisiones, hay caminos sin retorno, hay incluso un toque de erotismo que el lector va a disfrutar mucho. Cuando se adentre en CAZADORES DE AMBICIONES, se va a encontrar con negrura, erotismo, amor y pasión. Un cóctel explosivo. Y se va a enfrentar a encrucijadas. Por tanto, quizás también tenga que decidir…
Quiero agradecerte la oportunidad que me has brindado para que tus lectores me conozcan. Los animo a entrar en mi blog y, si lo que leen les gusta, les invito a quedarse. Y les pido que lean, que lean mucho. Quien lee tiene más abiertos los ojos.

LINKS A MI BLOG:
tormentasdetinta.wordpress.com

LINKS A MIS NOVELAS:
El silbido de la serpiente: rxe.me/SHJMX1U
EL día que perdí mi sombra: rxe.me/U7Y9YS

REDES SOCIALES:
TWITTER: @damadenovelas