sábado, 8 de julio de 2017

RESEÑA EL LEGADO DE AVA DE ELENA FUENTES MORENO

Título: El legado de Ava
Autor: Elena Fuentes Moreno
Páginas: 217
Formato de venta: Electrónico/Papel
Precio: 2,99/9,78  euros
ASIN o ISBN: B073MVMXHT
Enlace de compra:El legado de Ava


------------------------------------------------------------------------------
SINOPSIS
------------------------------------------------------------------------------
Esta es una historia de amor poco corriente, fraguada mucho antes de que sus protagonistas existieran.
Ava no es una mujer común, tampoco una buena persona, pero si le das la mano, te conducirá hacia el interior de una historia fascinante: su vida. Su existencia comenzó cuando sus padres dejaron atrás una humilde realidad, en busca de oportunidades y promesas de un futuro mejor. No podían imaginar que tras las fronteras de España, les esperaba una vida completamente diferente en escenarios con los que jamás osaron ni soñar y sobre los que se asentará un legado que perdura hasta nuestros días.
Tras los recuerdos de Ava no encontrarás justificación, ni tan siquiera expiación, pero quizá sí halles las respuestas que te permitirán comprender los impulsos ocultos por los que tomó las peores decisiones de su vida.
PRIMERA PARTE
AVA, 1992, Marbella
Es normal que me odies, yo lo hago todos y cada uno de los días de mi existencia, pero debes comprender… cuando llegas al terrible momento, en el que la superficie de tu vida son las profundidades de la existencia que dejaste atrás, ya solo te queda intentar comprender cómo has llegado hasta aquí.
Me esforzaré en explicarte mis decisiones, quizás para justificar ante mí misma lo que hice. Será un vacuo intento de exonerar mi culpa, soy consciente. Ingrid, solo te pido que leas esta carta con detenimiento, ya que será nuestro primer y último momento de intimidad...
------------------------------------------------------------------------------
OPINIÓN PERSONAL
------------------------------------------------------------------------------
¡Hola! Llevo una semana sin reseña, pero se debe a lo caótico que ha resultado ultimar los preparativos para la participación en el concurso literario de amazon. Pero, al fin, he disfrutado de un poco de tiempo para leer y cómo he disfrutado.
El legado de Ava ha sido el primero, de los libros que participan en el concurso, que he elegido para leer. Si queréis conocer a los demás participantes, solo tenéis que ojear estas listas de vez en cuando:
Os voy a confesar un secreto: cuando alguien se dedica a escribir tanto y, además, a corregir, se vuelve un pésimo lector. De ahí que los escritores sean críticos tan duros, pero no es por egocentrismo ni soberbia, sino porque la cabeza se acostumbra a buscar el mejor sentido de cada frase y a buscar errores ―aunque la mayoría de las veces seamos ciegos a los nuestros―. Por eso, mientras leemos, el cerebro sigue funcionando de esa manera, y él solo se comenta: «Esto me parece que iría mejor así» «Yo no hubiera utilizado esa palabra ahí» Lo que no quiere decir que tenga razón, pero es así de pesado. Es incluso difícil relajarse porque el piloto automático salta sin avisar, peeeeero esto no me ocurre con Elena Fuentes. Mi piloto no se enciende, mi cerebro se relaja y yo puedo concentrarme en la lectura pacífica y distendidamente.
Es un auténtico lujo leerte, Elena.


El legado de Ava atrapa desde la primera línea. Ava es un personaje tan complejo y singular que el lector odiará sus debilidades, pero amará su humanidad. A través de una carta intimista, sincera y abierta a su hija, conoceremos su historia.
Tú nos atabas a la realidad, que nos daba una bofetada de verdad. El mundo estaba construido con unas normas que debíamos acatar, estuviésemos de acuerdo o no.
Una historia detallada y preciosa, pese a lo trágica, porque Elena tiene un don para las palabras, una forma especial de contar las cosas sencillas, es una excelente narradora que vicia al lector en su genuino estilo literario. Leeremos a Ava desde dentro como si nos acomodáramos en un sillón colocado en su mismísmo corazón y con vistas de primera línea a su centro neurálgico. Tal vez, por eso resulte complicado juzgarla o reprocharle sus decisiones.
Me agarré a sus promesas para no caer, me hice una coraza que me protegiera, llena de los momentos que pasé con él para poder seguir con mi monotonía. Continué adelante, aguardando una carta que nunca llegaba y excusando el retraso, engañándome a mí misma, justificándolo con cientos de pretextos inverosímiles… No hay mayor ciego que el que no quiere ver, y el amor es capaz de arrancarte los ojos.
Recorremos un poco de historia, conoceremos lo necesario de Alemania y acabaremos más humanos ―más versados en la naturaleza humana― al finalizar el libro.
Vamos con la historia:
No contaré mucho. El libro consta de dos partes. En la primera recorreremos la historia de Ava y en la segunda seremos testigos de los estragos que ocasionaron sus decisiones… o no. A veces los errores son aciertos y las malas decisiones lo mejor para otros, es lo que recordaremos a través de las tres generaciones de una misma familia que retrata Elena en su libro. Gracias a la historia de sus padres, sabremos cómo Ava acaba en Alemania y también tendremos la posibilidad de conocer a su hija ya adulta. En Ava no encontraréis una heroína, puede que incluso os enfadéis con ella en más de alguna ocasión, pero es un personaje excelentemente trazado, definido y real que no vive conforme a lo que la vida le ofrece. Crece a la sombra de una gran casa, la propiedad de una familia alemana acomodada a la que sirven sus padres, españoles que emigran en busca de una nueva vida, tras la guerra civil en España y la miseria en la que nada. Convivir con esa evidente diferencia de clases y oportunidades, moldea ese carácter rebelde e inadaptable que influirá en los acontecimientos que transcurren en el libro.
Cuando formas parte de una familia modesta y vives en un entorno en el que a nadie le sobra el dinero , sabes que hay ricos y pobres , pero los ricos forman parte de otro planeta que nada tiene que ver con el tuyo , no habitan en la misma realidad que tú , pero cuando eres humilde y estás rodeado de riqueza , no puedes evitar que un amargo sentimiento de injusticia te corroa el alma segundo a segundo .


Al final de la novela, nos daremos cuenta que, en realidad, no nos hace falta ser poseedores de una gran fortuna para sentirnos mejores que otros, que la ambición, a veces, es peligrosa y dañina, que nadie es perfecto y que el amor todo lo cura.



A los lectores les recomiendo que lo lean despacio, absorbiendo poquito a poco cada frase. Yo lo he hecho de noche, sobre la cama, en silencio y sin luz, y lo he disfrutado como una enana. ¡Gracias por un gran libro. Elena! Y ¡muchísima suerte en el concurso!

¿Cuál es vuestro favorito para el premio literario?