viernes, 13 de octubre de 2017

RESEÑA LOS CRÍMENES DEL LAGO DE GEMMA HERRERO VIRTO



Título: Los crímenes del lago. Finalista premio literario de amazon 2017
Autor: Gemma Herrero Virto
Páginas: 518
Formato de venta: Electrónico/impreso
Precio: 2,99/15,80  euros
ASIN o ISBN: 978-1521749432


  
------------------------------------------------------------------------------------------------------
SINOPSIS
-------------------------------------------------------------------------------------
En el verano del año 2001 tres niños aparecen muertos en las aguas del lago Champlain, en Vermont. Eric, un niño de doce años, pierde a Anne Austen, la chica de la que está enamorado. Además, durante las noches, sus sueños se ven interrumpidos por las visitas de los fantasmas de las víctimas. Aterrado y al borde de la locura, sus padres se lo llevan del pueblo para que pueda olvidar. Durante quince años, la vida de Eric parece normal. Las apariciones no han vuelto a presentarse y ha conseguido convencerse de que todo aquello sólo fue fruto de su imaginación infantil desbordada por aquellos terribles acontecimientos. Eso es lo que piensa hasta que un día encuentra un libro, escrito por una tal Anne Austen, en el que se narran con todo detalle los crímenes que sucedieron aquel verano. Y las apariciones regresan…
-------------------------------------------------------------------------------
OPINION PERSONAL
-------------------------------------------------------------------------------
A estas alturas pocas personas de mi círculo ignoran mi participación en el premio literario de amazon y que, además, mi novela ha sido elegida como una de las cinco finalistas entre unos 1.800 participantes. De ahí, parte de la culpa en la escasez de reseñas durante estos meses; además, de las merecidas vacaciones, jajajaja.
Durante este viaje he tenido el gusto de conocer y encontrarme con grandes escritores de enorme talento, y mi experiencia en el concurso, independientemente del resultado, ha sido muy favorable. Lo cierto es que estoy muy, muy contenta.
Me he propuesto leerme los libros de los cinco finalistas ―para calibrar la competencia, jajaja―. El primero que leí fue El legado de Ava, novela que siempre supe que llegaría a una final justa y que recomiendo leer encarecidamente. En segundo lugar he elegido el libro de mi paisana, Los crímenes del lago, y ¡¡me ha encantado!!
Comencé a sentirme un poco mareado. Moverse por aquel bosque , en el que la luz del sol se filtraba a través de las hojas , mientras trataba de pasear la vista entre las brillantes aguas del lago y los obstáculos del camino , resultaba agotador . Además, notaba que cada uno de mis músculos estaba en tensión y que la ansiedad crecía y crecía en mi pecho, como un globo que fuera hinchándose y cada vez dejase menos espacio para respirar.
Es un libro pulcramente escrito, con una trama que engancha desde el principio y del que costará salir porque, de alguna forma, aunque no se esté leyendo, siempre ronda en la cabeza. Es inevitable porque Gemma nos crea una enorme necesidad de conocer todos los detalles, pero nos lo va sirviendo a cuenta gotas. Durante la lectura como lectores  podremos ir haciendo nuestras propias cábalas e incluso gritarle al protagonista lo que ya sospechamos, pero él no intuye. Sin embargo, no conoceremos las verdaderas razones hasta el final y por eso no podréis soltarlo hasta  saciar toda vuestra curiosidad.

Vamos con la historia:

El protagonista indiscutible es Eric, un chaval tan humano y tan marcado por los acontecimientos de su pasado que es imposible no sentir ternura y simpatía hacía él y sus circunstancias. Él nos narrará en primera persona el pasado, cuando tres de sus amigos son asesinados de forma escabrosa y misteriosa, y el presente, en el que decide resolver estos crímenes.
Esta decisión le devuelve al pueblo de su niñez donde los fantasmas que había dejado atrás vuelven a atormentarle, pero ¿qué le hace dejar una más o menos tranquila y pacífica vida para correr en busca de problemas? Un cuento de origen desconocido que llega un día a la librería en la que trabaja y que detalla con exactitud los tres asesinatos. Tengo que decir que a este punto ya estaba irremediablemente enganchadísima, que las ilustraciones y detalles del cuento me han encantado y ¡que me ha hecho pasar miedo!
Arrojo con furia la colilla al jardín y me giro para mirar hacia mi mesilla. El libro sigue ahí, consistente, sólido, real… ¿Cómo se olvida eso? No es un susurro fantasmal escuchado en la oscuridad de la noche, no es una sombra captada por el rabillo del ojo, no es un sueño aterrador del que despiertas gritando. Es un objeto físico, con su nombre escrito en la portada, con sus asesinatos descritos en sus páginas. ¿Cómo puedo fingir que no existe, que nunca lo he visto? ¿Acaso autoengañarme de esa forma no sería otra manera de estar loco?

Los personajes son estupendos, cada uno con una función específica e importante en la trama, que la dotan de mucha personalidad. No le sobra ni le falta nada. He bebido cada frase del libro y me ha encantado conocer a Eric, en profundidad, con sus más y sus menos, de tal forma que al finalizar el libro parecía haber perdido un mejor amigo.

En conclusión, ha sido un thriller trepidante con su dosis justa de terror y un toque paranormal. La edición está muy cuidada y está muy bien escrito. ¿Qué si lo recomiendo? ¡Por supuesto! Tenéis que leerlo. Prometo que os enganchará.