domingo, 5 de noviembre de 2017

RESEÑA BAJO EL PUENTE DE LOS VIENTOS DE J. DE LA ROSA.




Título: Bajo el puente de los vientos.
Autor: J. De la Rosa.
Páginas: 476
Formato de venta: Electrónico/papel
Precio: 1,79/ 14,72  euros
ASIN o ISBN: 978-1521584736
-------------------------------------------------------------------------------
SINOPSIS
-------------------------------------------------------------------------------
¿Qué más podía pedirle a la vida? ¿Qué podía salir mal a partir de ahora? Podía desear lo único que me faltaba: auténtico y verdadero amor. Temblar de amor. Reír de amor. Sufrir de amor. Año de 1785. La joven Isabel de Velasco es arrastrada a Francia para satisfacer los planes que su tía Margot tiene para ella. Pero no ha contado con que Isabel es rebelde, decidida y poco dada a los convencionalismos pese a su juventud y posición social. Y menos aún que una extranjera en Francia, destinada a acompañar a la Reina, se enamore de un simple médico rural, Ethan Laserre, que además abraza ideas revolucionarias.
Dos mundos antagónicos que se enfrentan. Uno que agoniza, donde Isabel es el centro de la sociedad, y otro que nace con fuerza y donde Ethan es uno de sus impulsores. Y en medio el amor de un hombre y una mujer que deben elegir entre lo que son y lo que desean ser envueltos en los sangrientos vaivenes de la Revolución Francesa. Bajo el Puente de los Vientos cuenta una historia de amor y de revolución a lo largo de diez años, donde la vida no vale nada y la pasión es la única guía.
J. de la Rosa es un conocido autor, miembro de la Romance Writers of America, que ha obtenido, entre otros, el Premio Titania de Novela.
-------------------------------------------------------------------------------
OPINION PERSONAL
-------------------------------------------------------------------------------
Hoy, os presento otra de las obras finalistas del premio literario de amazon 2017. Aprovechad que lleva unos días en oferta por solo 1,79 euros, y no creo que dure mucho más.
No es la primera novela que leo de José de la Rosa, por lo que no me ha sorprendido en absoluto su calidad narrativa y su característica forma de envolver al lector en sus historias. Si os animáis a leer este libro, os daréis cuenta que mientras vosotros os adentráis de lleno en el siglo XVIII sin conciencia del mundo exterior, el reloj se acelera y las horas de lectura se acortan demasiado. Os costará levantar la cabeza y volver. Os lo aseguro.
Suele decirse que la historia se repite y que acabamos cometiendo los mismos errores. Echando un vistazo atrás, a la época que precipitó la revolución francesa y según lo que nos cuenta De la Rosa en el libro, bien podíamos esperar de nuevo una época tumultuosa y violenta como la de entonces, en que la mayoría empobrecida se levanta contra la abundancia y los privilegios de unos pocos, pero ¿seríamos todos capaces de renunciar a esos privilegios si no conociéramos otra forma de vida y nos hubieran inculcado desde la cuna que eran nuestros derechos de nacimiento? (Realmente no tengo ni idea. Yo soy de las que curro como una jabata y no llega a fin de mes).



“Cuando al día siguiente fui a ver a la Reina como se me había indicado, me regaló un arreglo de diamantes y se me informó de que por deferencia a mi difunta madre y a los Sabran, iba a formar parte de su séquito. Aquello suponía un cambio radical en mi estilo de vida, una renta considerable y una serie de privilegios entre los que estaba vivir en Palacio”.


Me ha parecido una historia espectacular sobre una época muy, muy interesante y poco retratada en las novelas románticas. Tal vez por la crudeza y la radicalidad con que estalló la revolución y que De la Rosa no tendrá inconvenientes en retratar. Lo cierto es que la miseria en la vida rural francesa era tan extrema que la extravagancia y ampulosa forma de vida de los aristócratas era un insulto para el pueblo. Sin poder evitarlo, otra pregunta se me plantea tras esta lectura y es ¿qué sería capaz de hacer si hubiera tenido que asesinar a mis hijos para que no sufrieran por el hambre, mientras las personas que debían amparar  el bienestar de sus súbditos viven en la opulencia? No justifico la violencia, ni nunca lo haré, pero verse obligado a tal extremo debe acabar con la cordura de cualquiera.
“—He de contárselo a la Reina —le dije a mi tía volviendo a hablar de la aldea—. Esa pobre gente se muere de hambre a pocas leguas de Palacio.
—No seas insensata —fue su respuesta—. Los reyes no quieren que les digan lo que han hecho mal.
—El sacerdote me ha contado que en toda Francia la situación es parecida. 

—Los pobres siempre han sido pobres, Isabel.
—Eso no era pobreza, tía. Era miseria. No podemos seguir con los brazos cruzados ante la desesperación”.
Lo que más me ha gustado es lo preciso que ha sido con los datos históricos y sus detalles, haciéndome aprender mucho más sobre la época y despertando también mi curiosidad. Después del libro he continuado buscando información sobre la revolución francesa y María Antonieta, personaje que despierta tanto simpatía como repulsión, pero desde luego atrae de una forma inexplicable. Tal vez sea debido a su trágico final o a lo difícil de entender ¿En qué pensaba realmente la reina mientras su pueblo le suplicaba pan?


Vamos con la historia:
La protagonista del libro es Isabel de Velasco, española de nacimiento, aunque de origen francés por parte de madre, es requerida por su tía en Francia tras el fallecimiento de sus padres. La joven Isabel es la heredera de una gran fortuna y su tía caída en desgracia en la corte de Luis XVI, pretende recuperar su estatus social negociando un buen matrimonio para su sobrina. A priori, la tía Margot puede parecer un personaje frío e interesado, pero nos descubriremos cogiéndole cariño sin quererlo, igual que a su amante el arzobispo.
De esa forma, se verá envuelta en las intrigas y las calumnias de la corte, sin que por ello deje de ser una sincera defensora de la realeza en contraposición a la postura de ese médico rural que parece disgustado con ella la mayor parte del tiempo, pero que inexplicablemente la atrae de una forma que no puede controlar.

“No atenerse a la etiqueta en Versalles era arriesgado, pero existía una serie de conductas en los cortesanos que contravenían el protocolo y aportaban un poco de interés a una vida aburrida y monótona, aunque deslumbrante. La etiqueta en el vestir era rígida y quien la contravenía podía ser expulsado de la Corte, sin embargo, las señoras nos arriesgábamos a transgredirla en pequeños detalles que si se aceptaban se convertían en una nueva moda. Lo mismo sucedía con los amantes. En tiempos de Luis XV era algo habitual, incluso obligado ya que el Rey las tenía a decenas. Pero su nieto, Luis XVI, era bastante más puritano que el abuelo. Se podían tener amantes mientras no hubiera escándalos y los rumores no dieran paso a hechos públicos”.

No os dejéis engañar por sus primeras páginas. Esta novela no narra la típica historia de una niña bien, rebelde. Nos encontraremos con una de las tramas de amor más complicadas, apasionadas y difíciles de sortear que os podéis echar a la cara. No solo por la diferencia de clases, sino por el tumulto de la época y las distintas ideologías. Por eso nuestro protagonista, Ethan, luchará contra sus sentimientos y De la Rosa nos mantendrá en vilo hasta casi el final. Ese final que nos hará gritar con frustración, nervios y sufrimiento, (no te lo perdonaré jamás, José de la Rosa, jamás).

“— Señorita , debe marchase — dijo sin inmutarse . — Necesito su ayuda . — Esta situación la compromete : usted en bata y yo en magas de camisa . Si alguien nos descubre su reputación quedará en entredicho . — No me importa mi reputación”.

En definitiva, un libro que hay que leer porque aprenderéis, os hará reflexionar y disfrutar. Bajo el puente de los vientos. No os olvidéis.