sábado, 18 de noviembre de 2017

RESEÑA JAQUE MATE DE ELISABETH M. S.


Título: Jaque Mate
Autor: Elisabeth M. S.
Páginas: 262
Formato de venta: Electrónico/Papel
Precio: 2,99 euros/12,99 euros
ASIN o ISBN: 978-1521565704
Enlace de compra:Jaque mate




-------------------------------------------------------------------------------
SINOPSIS
-------------------------------------------------------------------------------
Un romance de fantasía repleto de magia, superación y amor. #Top20 de Amazon desde su publicación
“Pienso que todos estamos ciegos. Somos ciegos que pueden ver, pero que no miran.” José Saramago
Una historia que mezcla el urbanismo y cotidianidad de la vida real con pura fantasía. ¿Nunca has pensado que la vida es como un tablero de ajedrez? Si mueves mal las piezas, recibes un jaque mate que sentencia la partida, sin opción a remontar, perdiéndolo todo. Pero… ¿y si te dan una segunda oportunidad? ¿Y si quién te ha hecho el jaque decide enseñarte los errores para que aprendas de ellos? No es tarea fácil, pero nada es imposible si reside el esfuerzo en ello.
Carolina es la elegida para esa segunda oportunidad, y deberá enfrentarse a situaciones, sentimientos y secretos del pasado que la golpearán en el peor momento de su vida, enfrentándola a todo lo que se había perdido o lo que no había querido ver. Porque unos ojos no pueden ver con una mente ciega.
Opinión de los lectores: “Una novela prácticamente perfecta” “Todo muy visual y bien descrito, el estilo de la autora me ha recordado, en esta novela, a Jojo Moyes por su calidad y profundidad en cuestión de vida y sentimientos.” “Los protagonistas son humanos, con sus errores, sus miedos, sus prejuicios, sus sueños... Carolina pierde la vista y sin ella aprende a VIVIR. A valorar y a valorarse, a enamorarse de un alma y no de un cuerpo, a sacar todo el partido a sus otros sentidos en ocasiones más importantes que el simple hecho de ver.” “Entre toda la mezcolanza habitual, cabe destacar algo. Y es la sensación de calma y sosiego que me transmitía la pluma de la autora conforme avanzaba en la historia.” “Con Elisabeth la única parte mala de sus novelas es siempre la misma; que te quedas con ganas de más. Tiene una magia escribiendo que -a día de hoy- no he visto en nadie más. Sus personajes son reales, fuertes y con personalidad, su pluma impecable y hasta las portadas de sus novelas te atraen.” “Su gran fuerte es la evolución del personaje y, sobre todo, la manera en la que nos muestra las vivencias de una persona ciega. La autora, sin ser invidente, ha sido capaz de dar unos detalles verdaderamente asombrosos, reacciones que no se consiguen solo imaginando qué pasaría si no pudieras ver. Se nota el trabajo de documentación que hay detrás y, como lectora, se agradece.”

-------------------------------------------------------------------------------
OPINION PERSONAL
-------------------------------------------------------------------------------

Este es uno de los libros que también concursó para El premio literario 2017 de amazon. Debo confesar que cuando lo vi, quedé completamente enamorada de su portada y, además, leí tan buenas críticas sobre él que decidí que debía leerlo sí o sí y no me ha decepcionado en absoluto. Tiene todo lo que me gusta de un libro: narración intimista en primera persona, evolución de los personajes, una protagonista fuerte y real y una exhibición integral de sentimientos y emociones descritos magistralmente por la autora. La parte fantástica es totalmente independiente de la trama principal. Influye poco y es más bien escueta, pero reconozco que es necesaria al comienzo del libro para poner en marcha el mecanismo que arranca esta preciosa historia.
El otro día pensaba que mientras escribo, aprendo a conocerme un poco mejor  a mí misma volcando sobre el papel todo lo que guardo en mi interior y que, a veces, ni yo misma identifico hasta que lo transformo en palabras. Creo que Elisabeth manifiesta algo parecido en su apartado para los agradecimientos de su libro (sí, me leo hasta los agradecimientos; el tomo, el lomo y todo lo que lleve letras):
“Primero de todo, la experiencia de escribir esta novela no ha sido sencilla, me he enfrentado a muchos demonios interiores y, muchos de ellos, desconocidos. En momentos, me sangraba el alma por lo que estaba escribiendo y lo que me removía por dentro, por otra, he disfrutado más que nunca”.
Es algo que he identificado con mucha claridad en la novela. El desgarro emocional con el que viajamos al interior de la protagonista, conociendo todos sus más y sus menos; su humanidad, pero también una garra y una firmeza asombrosa.
Debo hacer una mención especial al repertorio de canciones que enlaza en la historia. He descubierto un alma afín, jajajaja. Era como si fuera sacando la información musical de mi cabeza. Además, me encanta que los libros, como las películas, tengan su banda sonora. Considero que realzan cualquier escena. Si os interesa escucharlas, podéis encontrar la playlist en este enlace:
Vamos con la historia:
Carolina parece tenerlo todo en la vida. Es la primera bailarina de una compañía de ballet y, además, obtiene remuneración extra por otros medios, alcanzando un nivel de vida alto sin padecer ningún tipo de privación. Sin embargo, no es feliz. Está vacía por dentro. Se mueve por la vida como una persona automatizada sin darse cuenta de que sus puntos fuertes son sus mayores errores. Pero algo ocurre, un accidente fatídico que lejos de finiquitar su existencia, le concede una segunda oportunidad y la conduce hacia una nueva forma de ver la vida, bueno, lo de ver es un decir porque pierde la vista y debe aprender a "mirar" de otra forma.

“Nunca habría creído que viviría con más intensidad y que conocería la felicidad absoluta en el peor momento de mi vida. Situaciones que me hicieron cometer errores, acompañadas de un comportamiento agrio, me llevaron a darme cuenta de lo mal que vivía, a modo de escarmiento. Descubrí las pocas ganas que tenía de mirar hacia delante en el camino, ya que creía tenerlo todo, pero solo poseía la nada y no era consciente de ello. Pensaba que lo había logrado todo en la vida, apenas sin mover un dedo”.

Lo que comienza siendo un principio aciago, se convierte en una nueva oportunidad de conocerse a sí misma, a las personas que le rodean y aprende a amar, por primera vez, sin juzgar por la cubierta. De esa forma, acaba enamorada de un antiguo compañero de colegio, con aspiraciones de músico, que realmente se acerca a ella y le ayuda con ánimo de atraer a su hermana, aunque… No, ya no os contaré más sobre esto. Si queréis saber qué es lo que ocurre, tendréis que leerlo. Merece la pena. Os lo aseguro.


“Seguimos hablando de música durante todo el paseo. Hablamos de M83, de cómo se fue al garete la carrera de Muse, de lo infravalorado que estaba Moby, bajo su punto de vista . De lo mucho que admiraba a los Beatles y los recuerdos que tenía en cada canción. Con ellos aprendió a tocar la guitarra. Lo mucho que respetaba a Bob Dylan. Prefería a Johnny Cash que a Elvis Presley. Le agradecía a David Bowie su existencia y envidiaba a Morrissey en todos los aspectos de la vida, un tipo con principios y sin pelos en la lengua. Su mente volaba cada vez que sonaba una canción de Placebo y se deprimía a propósito con Radiohead”.

Llegaremos al final con el corazón encogido. La autora nos hará sufrir un poco porque no todo es tan fácil como resulta a simple vista,  cosa que se agradece en las buenas historias, y a veces nuestras acciones del pasado pesan sobre otras personas sin que podamos evitarlo.

“— Me enamoré, Aitor . Y no fue nada superficial, ya que no podía verle físicamente , pero le podía ver su alma”.

En conclusión. Me ha encantado. La prosa de Elisabeth es excepcional, dolorosa a veces, llena de matices y muy, muy cuidada. Me encantan mucho este tipo de novelas, que sin dejar de ser románticas, aportan más sustancia a la trama que únicamente una historia de amor. En este caso concreto, un personaje principal excepcional que incluso hará sombra al resto y el desgarro emocional (sí, sí, lo repito porque me encanta decirlo) de la autora en su forma de escribir.