lunes, 28 de mayo de 2018

¿POR QUÉ NEGAMOS SER LECTORES DE BEST-SELLER?


Queramos o no y por mucho que lo evitemos, tendemos a etiquetar todo cuanto nos rodea. Los lectores tampoco se libran de esta diferenciación y, hoy por hoy, son divididos en varios grupos. No voy a entrar en detalles y mucho menos voy a analizar la veracidad de este desglose. Creo que a un buen lector es más difícil etiquetarlo porque no tiende a una sola forma de lectura o un solo género sin despreciar, en absoluto, la coexistencia de un gran clásico como Guerra y paz  de Tolstòi o El código Da vinci de Dan Brown sin caer en un análisis exhaustivo sobre la calidad o no del texto. Hay libros capaces de emocionar por su lírica y otros cuyas historias están creadas para entretener. La pasta es pasta aunque algunos la prefieran con una elaborada salsa carbonara y otros pasen directamente al bote de tomate frito.