martes, 9 de octubre de 2018

MENSAJE NUEVO. Parte 3

Asunto: ¿Alguna novedad?
Tengo que reconocer que no lo esperaba, pero lo más probable es que no haya leído tu mensaje. Ayer cuando pasé por delante de él actuaba como si tal cosa y así sigue. Es una suerte que no tengas aspiraciones románticas con él porque es evidente que:
1.      No le interesó en absoluto tu ruptura y cuando vio de qué iba el percal dejó de leer tu carta.
2.      La ha leído y le importa una mierda ser el centro de tus desvelos.
3.      Es un robot. No lo descarto todavía.
Ahora mismo, Natalia está paseando su ajustada falda por delante de sus narices de forma muy descarada sin recibir un solo un vistazo. A lo mejor es gay, Aurora. No me extrañaría. Los más guapos siempre lo son.
Me llama el jefe. ¿Qué querrá ahora? ¿No ve que estoy ocupada? Ni que me pagara por trabajar.

De: aurora.picapleitos@despacholetrados.com
Asunto: RE: ¿Alguna novedad?
Estoy pensando que tal vez es una persona muy contenida. De esas que tienen un talento increíble para ocultar lo que piensan y sienten. Lo llevo observando largo tiempo y aunque su actitud sea distante, esta mañana cuando hemos coincidido en la máquina de café su conducta conmigo era distinta.
Le he pillado estudiándome.
No son cosas mías, Elena. Sus ojos se han detenido en mi dedo anular vacío. Eso quiere decir que sí ha leído la carta, pero no quiere o no se atreve a abordar el tema directamente conmigo. No sé… ¿Qué harías tú en su lugar?

Asunto: Un momento…
Es evidente que yo hubiera leído la carta completa y, después de compartirla contigo, si el tipo no me gustara para nada, me haría la tonta. Sería la mejor forma de superar el mal trago. Pero yo no soy un buen ejemplo. No tengo ni un poco de buena conciencia. Si Leo está haciendo eso, entonces es un caradura. Si los tuviera bien puestos, hablaría contigo del tema.
Sin embargo, eso no es lo más importante ahora mismo, sino ¿qué quiere decir que llevas largo tiempo observándole, Aurora? A parte de que solo hace un mes que trabaja aquí y mi reloj interno me asegura que eso es un periodo muy corto de tiempo. Claro que cree que rondar los cuarenta es estar en plena adolescencia.
Confiesa: ¿desde cuando estás colgada de ese tío? Y ¿por qué no me lo habías dicho?

martes, 2 de octubre de 2018

MENSAJE NUEVO. Parte 2


Asunto: RE: Carta de despedida.
Querida Aurora:
Supongo que antes incluso de abrir este correo, ya eras consciente del error en la dirección de email. Tu carta no la ha recibido su destinatario original, sino yo.
Atentamente
Leo

Asunto: ¡¡Oh dios!! ¡¡Oh dios!!
¿Recuerdas que te iba a enviar lo que estaba escribiendo para participar en el concurso de relatos del certamen de literatura romántica Roja 2018? Bueno, pues me ha fallado el subconsciente. Eso ha debido ser. Estaba pensando en él y se lo he enviado más despistada que una gallina ponedora de calabazas. Pero eso no es lo peor. Una de las condiciones del concurso es incluir la palabra Jaén en el escrito y como él es de allí me ha servido ligeramente de inspiración para crear una carta muy compungida. Espera. Te la envío y así lo entenderás mejor.
Archivo adjunto: Carta de despedida.

Asunto: RE: ¡¡Oh dios!! ¡¡Oh dios!!
¡¡Oh dios!! ¡¡Oh dios!! ¿Cómo puedes ser tan desastre? ¿La ha leído? ¡Qué pregunta! Por supuesto que la ha leído. Es humano, no un robot, aunque a veces lo pongo en duda. Ahora debe creer que estás casada y él es el artificie de tu ruptura marital.
¿Te ha dicho algo? Porque mucho me temo que lo del concurso suene a excusa y no lo crea. A mí también me parecería inverosímil, Aurora. Espera ¿dónde está? Fingiré que voy al baño para pasar por delante de su despacho y echar un vistazo a su cara. Si está blanco como el papel o rojo como una granada, me partiré de risa.