martes, 2 de octubre de 2018

MENSAJE NUEVO. Parte 2


Asunto: RE: Carta de despedida.
Querida Aurora:
Supongo que antes incluso de abrir este correo, ya eras consciente del error en la dirección de email. Tu carta no la ha recibido su destinatario original, sino yo.
Atentamente
Leo

Asunto: ¡¡Oh dios!! ¡¡Oh dios!!
¿Recuerdas que te iba a enviar lo que estaba escribiendo para participar en el concurso de relatos del certamen de literatura romántica Roja 2018? Bueno, pues me ha fallado el subconsciente. Eso ha debido ser. Estaba pensando en él y se lo he enviado más despistada que una gallina ponedora de calabazas. Pero eso no es lo peor. Una de las condiciones del concurso es incluir la palabra Jaén en el escrito y como él es de allí me ha servido ligeramente de inspiración para crear una carta muy compungida. Espera. Te la envío y así lo entenderás mejor.
Archivo adjunto: Carta de despedida.

Asunto: RE: ¡¡Oh dios!! ¡¡Oh dios!!
¡¡Oh dios!! ¡¡Oh dios!! ¿Cómo puedes ser tan desastre? ¿La ha leído? ¡Qué pregunta! Por supuesto que la ha leído. Es humano, no un robot, aunque a veces lo pongo en duda. Ahora debe creer que estás casada y él es el artificie de tu ruptura marital.
¿Te ha dicho algo? Porque mucho me temo que lo del concurso suene a excusa y no lo crea. A mí también me parecería inverosímil, Aurora. Espera ¿dónde está? Fingiré que voy al baño para pasar por delante de su despacho y echar un vistazo a su cara. Si está blanco como el papel o rojo como una granada, me partiré de risa.